De romance con el climaterio

Estoy de romance con el climaterio:
le bailo el agua, le bebo los vientos y me postro ante él.

Me declaro mujer arrebatadoramente enamorada de él; de sus texturas, sus inframundos con lodo, sus andares, sus idas y venidas, sus centrifugados, sus sacudidas de alfombra, sus síes y sus noes, sus propuestas de muda de piel, sus impulsos al coraje, sus apretones hormonales, su atrevimiento, sus movimientos de cintura, su metal, su fuego, su agua, su tierra, sus tesoros, sus risas asalvajadas y su medicina.
Tomo el bastón de la Chamana con la soberanía que merece este arquetipo y honro la dirección del oeste en mi vida.

No siempre ha sido así. En algún momento le temí. Me hice la loca con él, le ninguneé y me resistí a tomar su medicina; me resistí a duelar mis creencias y a duelar a mi niña buena y complaciente. Me peleé lo más grande y me rendí en sus brazos, también, lo más grande.

Alzar el altar del climaterio en tiempos hostiles, invisibilizantes y patriarcales importa. Se trata de la revolución del femenino profundo y también la del masculino de la comunidad.
Alzar el altar del climaterio es una elección. Caminar la impecabilidad de su diseño es una elección y a ratos, en mi sentir, es también una responsabilidad de las hijas e hijos de la comunidad humana.

Que lo hagamos juntas, mujeres y hombres, es esencial, responde a la llamada de la evolución espiritual que requiere el momento actual.
Que la comunidad tome como propio aquello que muestra la mujer que está en climaterio nos hará más libres, más conscientes, más reales y más alegres. Atesoremos y custodiemos juntas su néctar.

Eso sí, el climaterio no negocia condiciones; hay que alzar el altar de lo verdadero y ponerse en disponibilidad de alma y de carne para caminarlo.

Bajemos juntas a mirar qué material nos muestra el inframundo, a tomarlo y recoger sus tesoros de por vida, bailemos un chotis, un tango, una bachata y un vals con él.

Tú decides si honrar el altar del climaterio o darte el pésame. Es una elección. Yo decido celebrar,me,nos.

Montse Guardiola, mayo de 2023, junto a mi hermana de camino, Xènia Ros.
Mujer en relación amorosa con el climaterio.

La prenda que me cubre la piel está creada por @lalita.es

 

Ver más recursos…

belleza y sensualidad en la madurez

belleza y sensualidad en la madurez

Y así, desnudas, con las carnes desprendidas del cuerpo tomado, las nalgas suaves del aflojar, con el declive de los pechos turgentes, los lugares de vientres dilatados, los huecos de las encías sangrantes, la grafía de las pieles apergaminadas, nos encontramos más...

Encuévate, no te hagas la loca. Esto va de climaterio.

Encuévate, no te hagas la loca. Esto va de climaterio.

Encuévate mujer, déjate morir en paz. Desciende a tu desván con legitimidad, con la soberanía del pleno derecho, con la autoridad competente que te pertenece por ser mujer que transmuta. Encuévate entera, hazte un ovillo, desaparece en carne y hueso, desaparece de la...

Menarquia y climaterio

Menarquia y climaterio

Directo en Instagram con Alba Miralpeix @alba_miralpeix «Precioso e inspirador compartir sobre MENARQUIA Y CLIMATERIO.
Abrimos espacios honestos para tirar este Hilo entre la llegada y retirada de la sangre.»

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies